Sermon

Un regalo muy valioso

Theme

Dándole lo mejor a Jesús

Object

Hoja de trabajo "Pies olorosos" - 2 o 3 copias; aceites esenciales o fragancias - de 3 a 5 tipos

Scripture

Juan 12:1-8

Haga copias de la hoja de trabajo para que cada fragancia tenga suficientes pies. Recorte los pies de la hoja de trabajo. Ponga un aroma diferente en cada pie. Si no tiene aceites esenciales, utilice perfumes con aromas que sean identificables. Por ejemplo, perfumes que huelan a flores. También puede utilizar alimentos para perfumar los pies, como naranjas y piña.

Hoy van a oler mis pies. ¿Les parece divertido? (Haga una pausa). Cuando digo mis pies, me refiero a los pies de la hoja de trabajo: "Pies olorosos". (Muestre la hoja de trabajo). ¿Quién quiere oler estos? (Muévalos). 

Estos huelen muy bien, no son apestosos. Les he puesto algunos olores agradables como perfume, y me gustaría que adivinaran los olores. (Pase uno de los pies y anime a los niños a pensar a qué creen que huele, pero no lo diga en voz alta hasta que todos lo hayan olido. Cuando todos hayan olido el pie, invíteles a decir el olor en voz alta. Comparta con los niños el olor correcto. Repita la actividad para cada olor).

Puede parecer extraño que les haya hecho oler los pies de mi hoja de hoy, pero lo he hecho por una razón. La Biblia hoy nos enseñará que Jesús fue invitado a la casa de su amigo Lázaro para una fiesta que harían en su honor. Después de que comieron, su amiga, María, sacó un frasco de perfume y lo derramó sobre sus pies.  

  • Incluso si ya has leído esto en la Biblia, imagina que estás allí y habla de tu propia reacción durante la fiesta.

Fue una sorpresa, pero no sólo porque era un perfume muy costoso, sino también porque María derramó el perfume en los pies de Jesús y lo limpió con sus cabellos. Judas, el discípulo que traicionaría a Jesús, se enfadó por lo que ella hizo. Dijo que ella podría haber vendido el perfume y dado la moneda a los pobres.

  • ¿Qué te parece la reacción de Judas?

Judas tenía razón, María hubiera podido vender el perfume y entregar el dinero a los pobres, pero Judas había estado robando el dinero de los discípulos; así que tal vez este dinero hubiera ido a parar al bolsillo de Judas. De todas maneras, Jesús dijo que era bueno porque María le dio lo mejor que tenía. Fue un honor y Jesús dijo que lo había preparado para su entierro después de la crucifixión que sabía que iba a llegar. 

Si lo mejor de María fue dar su costoso frasco de perfume para limpiar los pies de Jesús, me pregunto qué podría ser lo mejor que podríamos darle a Jesús. (Haga una pausa). Hoy aprenderemos a darle a Jesús lo mejor de nosotros mismos.

 Amado Dios, ayúdanos a comprender lo que significa darte lo mejor de nosotros mismos, y ayúdanos a darlo con un corazón alegre. En el nombre de Jesús, amén.

Loading Related Sermons...