Sermon

Muchas partes, un solo cuerpo

Theme

Cada miembro de la iglesia es una parte importante del cuerpo de Cristo..

Object

No se necesita ninguno

Scripture

1 Cor 12:12-31

¿Alguno de ustedes conoce la canción y el baile del "Hokey Pokey"? (Haga una pausa para escuchar las respuestas).

Dice masomenos así  (Invite a los niños que se saben la canción a cantarla con usted):


Agita una mano, agita ahora un pie, agita la otra mano y también el otro pie. Bailamos Hockey-pockey y giramos una vez. Volvamos a empezar. Agita una mano, agita ahora un pie, agita la otra mano y también el otro pie. Bailamos Hockey-pockey y giremos otra vez. Y ahora vamos a bailar. Hockey-pockey

Esta vez, cantaremos la misma canción, pero vamos a sustituir las partes del cuerpo. Sigue los movimientos mientras cantamos:

Agita la cabeza, agita la cintura, agita las rodillas y movamos la nariz. Bailamos Hockey-pockey y giremos en un tris. Volvamos a empezar. Agita la cabeza, agita la cintura, agita las rodillas movamos la nariz. Bailamos Hockey-pockey y giremos en un tris. Y ahora vamos a bailar. Hockey-pockey

¿Te imaginas qué pasaría si estuvieras haciendo el "Hokey Pokey" y tu mano izquierda no quisiera bailar el "Hokey Pokey" porque quiere ser el pie derecho? 

¿O qué pasaría si la cabeza dijera: "No necesito ninguna otra parte del cuerpo. Puedo hacer el Hokey Pokey yo sola".

Esto simplemente no es posible. Las manos, los pies y la cabeza forman parte de "todo el cuerpo". Y ninguna parte puede ocupar el lugar de otra. 

Aunque el "Hokey Pokey" es sólo una canción divertida. La canción nos recuerda sobre las partes que componen la Iglesia. La Biblia dice: "El ojo no puede decir a la mano: 'No te necesito'. Y la cabeza no puede decir a los pies: "¡No te necesito! " 

Cada persona es una parte importante de la Iglesia, al igual que cada parte del cuerpo es importante para todo el cuerpo. Juntos, formamos lo que se llama el "Cuerpo de Cristo". 

Cada uno de nosotros tiene dones especiales que son importantes para Dios y su Iglesia. A algunos de nosotros se nos ha dado el don de ser pastores o maestros, mientras que a otros se les ha dado el don de sanar, ayudar a los demás o liderar a las personas. Tal vez tengas el don de ser creativo, de ser un gran oyente o de algo totalmente diferente. 

  • ¿Cuál es un don especial que Dios te ha dado?

  • ¿Cómo puedes utilizarlo para servir a los demás? 

Así como Dios nos dio manos, pies, ojos y oídos para satisfacer las necesidades de todo el cuerpo, también le ha dado a diferentes personas diferentes dones para satisfacer las necesidades de toda la iglesia.

Amado Dios, gracias por darnos dones especiales a cada uno. Ayúdanos a recordar que cada uno de nosotros es una parte importante del Cuerpo de Cristo. En el nombre de Jesús, amén. 

Loading Related Sermons...