Sermon

El administrador deshonesto

Theme

Honestidad

Object

Una Biblia; cinta adhesiva

Scripture

Lucas 16:1-13

Sermon para niños: El administrador deshonesto (Lucas 16:1-13)

Utilice la cinta adhesiva para dividir el salón a la mitad.

Hoy Jesús nos va a enseñar sobre la honestidad. Primero,vamos a hacer una actividad que nos ayudará a pensar en la honestidad. Después, vamos a escuchar lo que dice Jesús sobre la honestidad. (Guíe a los niños a lo largo de la línea de cinta adhesiva).

 Imagina que tu mamá te dio dos galletas para que se las llevaras a tu vecino. (Pídales a los niños que hagan como si tuvieran galletas en sus manos). Estas no son cualquier galleta, sino el tipo de galleta que más te gusta. Además, ¡huelen delicioso! Tu mamá dijo que cuando volvieras de la casa de tu vecino y almorzaras, podrías comerte cuatro galletas, pero ahora tienes hambre. 

Cuando diga: «en sus marcas, listos, fuera», si crees que la opción correcta es comerte una galleta de camino a la casa de tu vecino, ¡él nunca lo sabría! ¿cierto? Si eso es lo que harías, ve a este lado del salón. (Señale un lado del salón). Si crees que la opción correcta es llevar las dos galletas a tu vecino y volver a casa para comer, te moverás a este lado del salón. (Señale el lado opuesto del salón). ¡En sus marcas, listos, fuera! (Haga una pausa y deje que los niños hagan su elección).

Si queremos ser honestos o dignos de confianza, deberíamos hacer lo que nuestra mamá nos pidió y llevar las dos galletas a la casa de nuestro vecino. Si tu mamá puede confiar en ti para que lleves dos galletas, entonces se puede confiar en ti para que lleves muchas galletas, ¿verdad? 

Pídale a los niños que vuelvan a la fila y repita el mismo proceso para los siguientes escenarios:

  • Tu abuela te dio 10 dólares para que le compres un refresco en la feria de artesanía de la iglesia. Después de comprarle el refresco, te das cuenta de que te sobra dinero para comprarte un juguete genial que viste. ¿Le devuelves el cambio a la abuela o utilizas el dinero para comprar el juguete antes de volver donde ella?

  • Estás en en la sala de videojuegos y encuentras una cartera con 30 dólares dentro, pero no hay ningún documento que diga el nombre del propietario. ¿Pones los 30 dólares en tu bolsillo y dejas la cartera donde está, o entregas la cartera a la sección de objetos perdidos?

Tanto lo que decimos como lo que hacemos demuestra si somos honestos o no. Siempre podemos elegir, como en nuestra actividad, ser honestos con lo que decimos y hacemos. Y cuando somos honestos con las cosas pequeñas y fáciles, entonces Jesús dice que confiará en nosotros con las decisiones más grandes y difíciles. 

Jesús contó una historia sobre un hombre adinerado que había contratado a un administrador que era deshonesto. El hombre adinerado le pidió al administrador que le explicara cómo había estado utilizando su dinero, y lo cierto es que había estado robando parte del dinero y engañando a su jefe.

  • ¿Qué crees que pasó y por qué?

  • ¿Confiarías en ese administrador si fueras su jefe?

El administrador fue despedido, pero antes de ser despedido, ideó un plan para entablar algunas relaciones con personas que pudieran ayudarle cuando se quedara sin trabajo. Entonces, el administrador buscó a todas las personas que le debían dinero a su jefe. Averiguó cuánto debía cada uno, y les dijo que podían pagar una cantidad mucho menor, si pagaban ahora. Estas personas se alegraron, ya que solo debían pagar una fracción de lo que les correspondía. Por eso, el administrador se convirtió en su amigo y les hizo un descuento. 

Después de contar esta parábola, Jesús les dijo a sus discípulos: «El que es honrado en lo poco también lo será en lo mucho; y el que no es íntegro en lo poco tampoco lo será en lo mucho». Si las personas saben que pueden confiar en nosotros en las cosas pequeñas, sabrán que también pueden confiar en las cosas grandes (Lucas 16:1-13).

Dios, ayúdanos a recordar lo que Jesús enseñó sobre la honestidad, y ayúdanos a ser honestos en cada situación, grande o pequeña. En el nombre de Jesús, amén.

Loading Related Sermons...