Sermón

Los fariseos conspiran en contra de Jesús

Está bien… pregunta

Tema

Nosotros honramos a Dios.

Objetos

Monedas diferentes (una por niño)

Escritura

Mateo 22:15-22

Dele a cada niño una moneda para que la sostenga. Explíqueles que deben sostenerla con fuerza en el puño hasta que usted les dé más instrucciones.   

¿Alguna vez alguien les han hecho una pregunta en la que la respuesta los metería en problemas? A eso le llamamos una pregunta capciosa. Una pregunta capciosa es aquella que está redactada de tal manera que una persona no puede responder sin parecer culpable.

Aquí hay un par de ejemplos de preguntas capciosas:

¿Ya dejaste de hacer trampa cuando juegas a las cartas? Si contestas "Sí" estás admitiendo que solías hacer trampa. Si contestas "No" estás admitiendo que todavía haces trampa.

¿Todavía fastidias a tu hermano pequeño? Esa es como la otra pregunta. Vas a admitir que solías fastidiar a tu hermano o que todavía lo fastidias.

A veces se hace una pregunta capciosa para intentar engañar a una persona para que diga algo que le traerá problemas. Nuestra lección bíblica de hoy es un buen ejemplo de ello.

Jesús estaba ganando gran popularidad entre los israelitas. Esto molestaba mucho a los fariseos, los líderes religiosos. Ellos pensaban que era una amenaza a su autoridad. Intentaron todo lo que se les ocurrió para hacer quedar mal a Jesús y aún así Jesús tenía más y más seguidores cada día. Así que un grupo de fariseos se reunió para idear un plan para engañar a Jesús para que dijera algo que lo desacreditara entre sus seguidores.

En los días de Jesús, la gente tenía que pagar impuestos al gobierno romano. Eso no era muy popular entre la gente. El plan era ir a Jesús y pedirle su opinión sobre el pago de los impuestos. Así que los fariseos enviaron a sus seguidores, con algunos de los seguidores de Herodes en grupo y le preguntaron a Jesús, "Maestro, sabemos lo honesto que eres. Enseñas los caminos de Dios con honestidad. Ahora dinos lo que piensas sobre esto: ¿Es correcto pagar los impuestos a César o no?" En realidad intentaban engañar a Jesús, porque sabían que si decía "Sí", la gente se enfadaría. Pero si decía "No", se metería en problemas con las autoridades romanas.

Jesús vio a través de su plan y respondió de una manera muy sabia. Les pidió una moneda. Luego dijo, "¿De quién es la imagen de esta moneda?"

Ellos respondieron, "Es del César". César era el gobernante romano y todos los impuestos debían pagárselos a él.

Jesús les dijo: "Denle al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios".

Mira tu moneda. ¿De quién es la foto que está en ella? (Permita que los niños respondan/adivinen). ¿Qué dice justo encima de su foto? Dice: "Los Estados Unidos de América". Bueno, supongo que eso significa que esta moneda pertenece a la persona cuya foto está en ella.

¿Pero qué hay de Dios? Jesús también dijo "Dale a Dios lo que es de Dios". La Biblia dice que fuimos creados por Dios y que fuimos creados a la imagen de Dios. Si somos creados por Dios, y fuimos creados a su imagen, entonces le pertenecemos. ¡Eso significa que debemos entregarnos a Él!

A la cuenta de tres quiero que lancen su moneda al aire y repitan conmigo "entreguémonos a Dios" mientras intentan atrapar su moneda. (Cuente hasta 3).

Amado Dios, ayúdanos a darte lo que te pertenece. Ayúdanos a pasar nuestras horas haciendo actos de amor y nuestros días haciendo actos de bondad. Que siempre te obedezcamos y te demos honor. En el nombre de Jesús oramos, amén.


Actividades + recursos

Loading Sermones relacionados...