Jesús y el sábado

Tema:

Jesús es el Señor del Sábado

Objetos:

Una lista de leyes sin sentido.

Escritura:

"Luego dijo a los otros: ¿Qué está permitido en sábado: hacer el bien o hacer el mal, salvar una vida o matar? Pero ellos permanecieron callados." (Marcos 3:4 - NVI)

Algunas veces las personas que hacen nuestras leyes se emocionan tanto que pasan algunas leyes que no tienen sentido. Estuve buscando en el Internet y encontré algunos ejemplos de algunas de las leyes más tontas que he escuchado..

  • En Faibanks, Alaska, es illegal servirle alcohol a un alce. ¿Me pregunto si es legal servirle alcohol a un oso?
  • Hay una ciudad en Arizona donde es ilegal el guiar el carro en reversa. ¿Cómo se supone que salgas del estacionamiento en (o entres a) el centro comercial?
  • Hay un pueblo en Minesota en el cual una mujer puede ser arrestada por hacerse pasar por Santa Clós. Me pregunto ¿podrá vestirse como la Sra. Clós?
  • En Oklahoma, personas que le hagan muecas a los perros pueden ser arrestadas, ser llevadas a la cárcel o multadas. Me pregunto ¿pueden llevarse a un bulldog a la perrera por hacer caras feas a las personas?
  • En el Condado de Nicolás, en West Virginia, no se le permite a un pastor decir chistes desde el púlpito. Oh, ohhh. ¡Espero que no consideren este sermón en un chiste!
  • En Morrisville, Pensilvania, las mujeres necesitan un permiso para usar maquillaje. ¡Cielos! Espero que la policía que tiene que ver con el maquillaje no esté por acá (aunque no seamos de Pensilvania).

Creo que todos estamos de acuerdo que esas son unas leyes tontas. Pero esto no es nada nuevo. Aún en el tiempo en que Jesús vivía habían leyes que no tenían sentido. Había un grupo de líderes religiosos llamados Fariseos que eran los que estaban pendientes de que las leyes de Moisés se mantuvieran vigentes. También creían que su entendimiento y enseñanzas sobre la ley era la única versión correcta. Frecuentemente nos encontramos a Jesús opuesto a los Fariseos los cuales le acusaban de estar rompiendo las leyes de Moisés, especialmente las leyes que tenían que ver con el sábado. La lección de hoy nos relata sobre dos ocaciones en las cuales los Fariseos acusaron a Jesús y sus seguidores de violar las leyes del sábado.

Un sábado, Jesús y sus discípulos estaban caminando por unos sembrados de granos. Sus discípulos tenían hambre y comenzaron a cortar algunas espigas de granos para comer. Los Fariseos los vieron y le dijeron a Jesús: "Mira, ¿por qué hacen ellos lo que está prohibido hacer en sábado?" (Marcos 2:24)

Percatándose de la tontería de los Fariseos al comparar el cortar algunas espigas para comer con el recogido de toda la cosecha, Jesús les respondió: "¿Nunca han leído lo que hizo David en aquella ocasión, cuando él y sus compañeros tuvieron hambre y pasaron necesidad? Entró en la casa de Dios y comió los panes consagrados a Dios, que solo a los sacerdotes les es permitido comer. Y dio también a sus compañeros" (Marcos 2:25-26).

Entonces les dijo: "El sábado se hizo para el hombre, y no el hombre para el sábado" (Marcos 2:27).

En otra ocasión, Jesús fue a la sinagoga y notó que había un hombre que tenía una mano deformada. Como era sábado, algunos de los Fariseos estaban buscando alguna razón para acusar a Jesús, así que estaban muy pendientes de si Jesús sanaría al hombre o no en sábado. De hacerlo, lo acusarían de estar trabajando en el sábado.

Jesús le dijo al hombre de la mano deformada: "Ven, ponte de pie frente a todos. Luego dijo a los otros: "¿Qué está permitido en sábado: hacer el bien o hacer el mal, salvar una vida o matar?" Pero ellos permanecieron callados.

Jesús se les quedó mirando, enojado y entristecido por la dureza de su corazón, y le dijo al hombre: "Extiende la mano." La extendió, y la mano le quedó restablecida. Tan pronto como salieron los fariseos, comenzaron a tramar con los herodianos cómo matar a Jesús.

Uno de los Diez Mandamientos dice: "Acuérdate del sábado, para consagrarlo", pero ¿te puedes imaginar una ley tan tonta que no te permitiera hacer algo bueno como sanar a alguien porque era el sábado? Sinceramente, no creo que eso fuera lo que Dios deseara indicar.

Amado Padre, ayúdanos a ser fieles al seguir las enseñanzas que encontramos en tu Palabra, pero ayúdanos también a seguir el ejemplo de Jesús amando y cuidando a otros. En el nombre de Jesús oramos. Amén.

Nota: las "leyes tontas o sin sentido fueron tomadas del enlace "How Stuff Works" y traducidas. No fueron cotejadas con respecto a su exactitud o precisión. Usted puede decidir buscar sus propios ejemplos.

Páginas para colorear, puzzles, juegos, canciones y otras actividades

No se han añadido actividades para Jesús y el sábado.

Encuentra una actividad