Tema:

Dedicando nuestros niños a Dios.

Objetos:

Una Biblia de niños

Escritura:

"Les aseguro que el que no reciba el reino de Dios como un niño de ninguna manera entrará en él. Y después de abrazarlos, los bendecía poniendo las manos sobre ellos." Marcos 10:15-16 - NVI.

Deseo comenzar nuestra lección en esta mañana leyéndoles un par de versículos de la Biblia (usando una Biblia de niños, ábrala en Marcos 10:15-16, pero con la Biblia boca abajo). Hmmm, parece que tengo dificultad leyendo esta mañana, ¿Qué estará pasando? ¿Pudiera alguno de ustedes decirme que es lo que está ocurriendo? (Los niños, sin duda alguna, reconocerán que tu Biblia está al revés y te lo dirán. Si no lo hacen, descúbrelo tú mismo). "¡Oh, cielos, tengo mi Biblia al revés! Por eso es que no podía leerla. Tratemos nuevamente" (vire la Biblia y lea Marcos 10:15-16.).

Mi pequeño error al tener la Biblia al revés me recuerda de uno que los discípulos de Jesús cometieron en el día al hace referencia la lectura bíblica en esta mañana. Muchas personas estaban trayendo niños a Jesús para que pusiera sus manos sobre ellos y los bendijera. Los discípulos regañaron a los padres porque ellos pensaron que estaban molestando a Jesús. Pensaron que Jesús estaría complacido con lo que ellos hacían, pero Jesús no lo estaba.

En lugar de estar complacido, Jesús estaba molesto con sus discípulos y dijo: "Dejen que los niños vengan a mí. No se lo impidan. El Reino de Dios pertenece a aquellos que son como estos niños. Les digo la verdad, aquel que no reciba el Reino de Dios como un niño no entrará en él". Entonces Jesús tomó a los niños en sus brazos, puso sus manos sobre sus cabezas y los bendijo.

Me imagino que los discípulos pensaron que habían estado ayudando a Jesús. Él había estado trabajando fuertemente enseñando, sanando los enfermos y alimentando las multitudes. Quizás los discípulos pensaron que Jesús necesitaba descansar o tal vez pensaron que los niños pudieran evitar que Jesús hiciera algo más importante. Pero, tal como mi error de tener la Biblia al revés, los discípulos estaban pensando en forma equivocada. Pensaban que los niños eran una molestia para Jesús, cuando en realidad, Jesús deseaba que todos fueran más como los niños. Jesús ama a todos – ¡especialmente a los niños!

Todos necesitamos recordar que Jesús nunca desea que mantengamos a los niños lejos de él. De hecho, Jesús dijo: "Dejad a los niños venir a mí."

Nuestro Padre, ayúdanos a venir a Jesús como niños pequeños, confiando y poniendo nuestra fe en él. En el nombre de Jesús oramos. Amén.

Basado en un sermón de Jim Kerlin. http://childrensermons.com/

Páginas para colorear, puzzles, juegos, canciones y otras actividades

Copyright © 2001 - 2019. Sermon4Kids. All Rights Reserved.

Scriptures taken from the Holy Bible, New International Version®. NIV®
Copyright © 1973, 1978, 1984 by International Bible Society.
Used by permission of Zondervan. All Rights Reserved.

Follow Us