Sermón de la Semana

Trabajamos fuertemente

Tema:

Dios desea que trabajemos fuertemente.

Objetos:

Artículos reflejando diferentes ocupaciones tales como una calculadora, una correa de herramientas, un delantal, un martillo o un iPad.

Escritura:

“Ustedes, hermanos, no se cansen de hacer el bien.” - 2 Tesalonicenses 3:6- 13 (NVI)

He traído hoy algunas cosas que las personas usan en su trabajo.  Aquí están… (demuestre y explique cada artículo).

¿Cuántos de ustedes tiene un trabajo por el cual reciban un cheque, una paga? No hay muchos de ustedes, ¿verdad?  ¿En qué trabajan algunos de los adultos que ustedes conocen?

Las personas mayores relacionados contigo trabajan fuertemente cada día para cuidar de ti.  Ellas trabajan para asegurarse de que tengas un lugar para vivir y alimentos que comer.

Recuerdo uno de mis primeros trabajos (cuenta lo que hacías). ¿Cuáles son algunos de los trabajos que haces en tu casa?

No siempre es fácil trabajar y, en ocasiones, podemos ser un poco vagos o perezosos. Pero Dios desea que trabajemos duro. 

Muchas veces mamá nos pide ayuda en las tareas de la casa y cuando ayudamos, toda la familia se beneficia. ¿Cómo se sienten al ver la casa recogida y saber que todos han ayudando en las tareas de la casa?

Pensemos en algunos de los trabajos que las personas hacen en nuestra iglesia. (Nombre personas y comparta el trabajo que hacen.  Entonces haga la siguiente pregunta mencionando hasta un máximo de tres personas.)

¿Qué pasaría si (nombre de la persona) no hiciera el trabajo de (diga el trabajo)?

Bueno, podríamos ver que si todas estas personas no trabajaran fuertemente en nuestra iglesia, las cosas estarían sucias, desorganizadas y habría confusión.  La Biblia nos dice que es bueno que todas estas personas trabajen fuertemente.  La Biblia también nos dice que Dios desea que nosotros trabajemos fuertemente también.

(Lea 2 Tesalonicenses 3:11-12 - NVI): “Nos hemos enterado de que entre ustedes hay algunos que andan de vagos, sin trabajar en nada, y que solo se meten en lo que no les importa. A tales personas les ordenamos y exhortamos en el Señor Jesucristo que tranquilamente se pongan a trabajar para ganarse la vida.”

 ¡Ea rayos! ¡Esto es bien serio! Dios también dice que necesitamos hacer nuestro trabajo tranquilamente - eso significa calladamente, sin quejarse, ni discutiendo.  Recordemos el no quejarnos ni discutir en esta semana cuando trabajemos en nuestro hogar ayudando a nuestra familia.  La Biblia también dice: “Ustedes, hermanos, no se cansen de hacer el bien.”  Usemos este versículo en la oración de hoy.

Amado Dios, permite que nunca nos cansemos de hacer el bien.  En el nombre de Jesús, amén.

Páginas para colorear, puzzles, juegos, canciones y otras actividades

  • Boletín de Adoración: