Sermon

Contando el costo

Theme

El costo del discipulado.

Object

nada

Scripture

Lucas 14:25-33

Sermon para niños: Contando el costo (Lucas 14:25-33)

¿Qué cosas has pagado con tu propio dinero? (Haga una pausa). Eso que compraste te costó algo. Pensemos en ese costo.

Por ejemplo, ¿cuánto estarías dispuesto a pagar de tu propio dinero por un helado? (Haga una pausa). ¿Y si quisieras un [juguete popular entre los niños] y tus padres te dijeran que tenías que gastar tu propio dinero, podrías pagar el costo de [mencione el costo estimado]? 

El costo no siempre tiene que ver con el dinero. Si quisieras aprender a tocar piano, tendrías que pagar dinero para conseguir un piano con el que practicar. Pero, también tendrías que dejar de jugar con los amigos para ir a las clases y practicar todos los días. O si quisieras practicar un deporte, tendrías que comprar el equipo, renunciar al tiempo libre para ir a los entrenamientos y tendrías que esforzarte para ser bueno en ese deporte.

Para pensar más en el costo, vamos a desglosar los costos de algo que podría ser maravilloso, pero cuyo costo debemos considerar muy seriamente. Supongamos que realmente quieres una mascota. (Guíe a los niños para que elijan una mascota de la que les gustaría considerar los costos).

El primer coste de tener una mascota sería pagar dinero por ella. (Dé una estimación del costo de la mascota elegida por los niños.) ¿Estarías dispuesto a renunciar a esa cantidad de dinero o a hacer quehaceres en casa para ganar todo ese dinero? (Haga una pausa y luego guíe a los niños para que nombren todos los demás «costos» que se les ocurran. Por ejemplo, si quieren un cachorro, tendrían que comprar comida y juguetes, además de muchos otros suministros, como un collar, e incluso tendrían que pagar para registrar al perro en su condado. Tendrían que enseñarle a hacer sus necesidades y limpiar sus accidentes. Tendrían que sacarlo a pasear todos los días, incluso cuando hiciera mucho calor o mucho frío. Tendrían que limpiarlo durante los paseos, cepillar su pelaje o utilizar su propio dinero para llevar al cachorro al veterinario cuando se enferme).

Tener una mascota a la que amamos puede ser maravilloso, pero tiene un costo de dinero, tiempo, esfuerzo y, a veces, incluso de sacrificar lo que queremos para asegurarnos de que el perro viva en un lugar seguro y esté cuidado. 

En la Biblia, Jesús habló de algo mucho más maravilloso y sorprendente que también tiene un costo. Jesús les dijo a sus amigos, los discípulos, que si querían seguirle, tendrían que pensar en el costo (Lucas 14:25-33). Pero antes de pensar en el costo, empecemos por las razones por las que alguien querría ser discípulo de Jesús.

  • ¿Qué crees que sería maravilloso de ser seguidor de Jesús?

Ser seguidor de Jesús es una gran responsabilidad y un trabajo especial, pero Jesús dijo que también hay que pensar en un costo. Dijo que Sus discípulos tendrían que hacer que Él fuera lo más importante en sus vidas, incluso más importante que la familia y los amigos. También dijo que la gente podría burlarse de ellos o hacerles daño por ser Sus seguidores. Ser seguidor de Jesús no siempre es fácil, pero siempre es lo mejor que podemos elegir para nosotros. Jesús quiere que sepamos que vivir una vida siguiéndole tiene un costo, y es tomar nuestras cruces.

Dios, es fácil decir que queremos seguir a Jesús, pero no siempre es fácil hacerlo. Ayúdanos a seguirle, cueste lo que cueste. En el nombre de Jesús, amén.

Loading Related Sermons...