Sermón

Perdonando y perdonado

Tema

Perdonando y perdonado

Objetos

Vídeo explicativo para la lección; Sobre de ofrenda o billete de 5 dólares; Corazón de papel de construcción; Marcador lavable que contraste con el corazón; Papel de contacto o laminador; Pequeña tina de agua con jabón; O toalla de papel húmeda; o toallitas húmedas

Escritura

Mateo 5:21-37

Sermon para niños: Perdonar y ser perdonado (Mateo 5:21-37)

(Recorte un corazón de papel de construcción. A continuación, lamínelo o cúbrelo con papel de contacto. Recorte los bordes del plástico alrededor del corazón.)

De seguro todos ustedes saben lo que es esto. (Levante su sobre para las ofrendas). Es mi sobre de ofrendas. Cada semana traigo una ofrenda como regalo a Dios. Esta es una parte muy importante de nuestra adoración. Probablemente la mayoría de ustedes también trajo su ofrenda hoy. Hay muchos versículos en la Biblia que nos enseñan la importancia de presentar una ofrenda a Dios, pero la verdad es que Dios está más interesado en lo que hay en nuestro corazón que en lo que hay en nuestra mano. (Muéstreles a los niños el corazón).

En el sermón del monte, Jesús dijo: «Por lo tanto, si presentas una ofrenda en el altar del templo y de pronto recuerdas que alguien tiene algo contra ti, deja la ofrenda allí en el altar. Anda y reconcíliate con esa persona. Luego ven y presenta tu ofrenda a Dios».

Antes de dar nuestra ofrenda hoy, quizá deberíamos hacernos algunas preguntas. ¿Esta semana me enfadé con alguien? (Escriba un garabato en el corazón). ¿He discutido con alguien últimamente? (Escriba un garabato en el corazón). ¿He ofendido a alguien? (Escriba un garabato en el corazón). ¿He dicho algo sobre alguien que no era cierto? (Escriba un garabato en el corazón).

¿Qué pasó con nuestro corazón? (Escuche las respuestas de los niños).

Si hemos herido a alguien, debemos pedirle a Dios que nos perdone y debemos buscar a la persona a la que herimos y pedirle que nos perdone. (Limpie los garabatos del corazón). Cuando hacemos esto, Dios estará complacido con nuestro corazón y con nuestra ofrenda.

Querido Dios, a veces hacemos cosas con ira que hieren a otras personas. Ayúdanos a cuidarnos de las palabras hirientes y llenas de odio y perdónanos mientras les pedimos a aquellos a quienes hemos lastimado que nos perdonen también. En el nombre de Jesús oramos, amén.

Loading Sermones relacionados...