Sermon

Agua en vino

Theme

Jesús convierte el agua en vino.

Object

Un papel periódico

Scripture

Juan 2:11

¿Alguna vez le has echado un vistazo a un periódico? (Pase el periódico para que los niños lo toquen y lo vean). El periódico suele tener noticias buenas y malas, deportes, el tiempo, historias y mucho más. Es una forma estupenda de estar al día con lo que ocurre en el mundo que nos rodea. 

La Biblia es muy similar a un periódico. Nos informa sobre momentos históricos y nos cuenta historias de cosas que ocurrieron hace mucho tiempo. 

¿Y si leemos nuestra lección bíblica de hoy como si fuera un artículo de un periódico? La historia de hoy la encontramos en el evangelio de Juan. La palabra evangelio, en realidad, significa "buenas noticias", así que imaginemos que estamos leyendo un artículo del "Diario de Galilea" o tal vez del "Times de Jerusalén".

¡Vaya! ¡Escucha este titular! "Invitado a la boda convierte el agua en vino".

Hmmm... Eso parece interesante. ¡Leamos el resto de la historia!

El martes, una mujer llamada María iba a asistir a una boda en Caná. Esta iba a ser una gran boda con muchos invitados, entre ellos su hijo, un hombre llamado Jesús. Al parecer, los invitados a la boda estaban divirtiéndose hasta que el anfitrión se quedó sin vino. En ese momento, parecía que la feliz celebración podría convertirse en un desastre.

Algunos de los invitados a la boda pensaron que quizá Jesús podría solucionar el problema, así que le dijeron que se había acabado el vino. Cuando le contaron el problema, al principio, parecía que Jesús no quería hacer nada para solucionarlo, pero después de que su madre lo animara, finalmente accedió a ayudar.

Los testigos presenciales de la boda dijeron que Jesús vió varias tinajas grandes cerca y le ordenó a algunos sirvientes que las llenaran de agua. Cuando las tinajas se llenaron de agua, les dijo que echaran un poco de agua de las tinajas y se la llevaran al encargado de servir el vino. Cuando el encargado del vino probó el agua, descubrió que se había convertido en vino.

Los invitados a la boda se asombraron de la inesperada solución y dijeron que ese era el mejor vino que habían probado.

A raíz de este acontecimiento milagroso, muchas personas han decidido seguir a Jesús donde vaya, y muchos creen que incluso podría ser el tan esperado Mesías.

Pues bien, ¡qué buena noticia!, ¿no es cierto? ¿Sabes qué es lo realmente bueno de esta historia? El mismo Jesús que realizó un milagro al convertir el agua en vino en una boda hace más de 2.000 años, sigue haciendo milagros en los corazones y las vidas de las personas el día de hoy. Si se lo permites, Él hará un milagro en tu vida.

Amado Jesús, hacedor de milagros, haz un milagro en nuestra vida el día de hoy. Amén.

Loading Related Sermons...