¡No Faltes a la Iglesia!

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá

 

Tema: Jesús se aparece a sus discípulos - Segundo Domingo de Pascua
Objetos: La lista de las diez mejores…
Escritura: “Al atardecer de aquel primer día de la semana, estando reunidos los discípulos con las puertas cerradas por temor a los judíos, entró Jesús y, poniéndose en medio de ellos, los saludó: ¡La paz sea con ustedes!“ (Juan 20:19 - NVI).

Me gustan las listas de los primeros diez. Tu sabes, esas listas como “Las diez mejores canciones de la semana,” “Las diez mejores películas del año.” Cuando tus padres fueron a escoger tu nombre, pudieron haber mirado la lista de “Los diez mejores nombres para niños y niñas.” Creo que hay una lista de las mejores diez…cosas imaginables. En esta mañana tengo una Lista de las diez mejores cosas que puede ser que nunca hayas oído. Tengo una “Lista de las diez mejores razones para venir a la iglesia”.

Cada domingo tienes que decidir si te vas a levantar para venir a la iglesia o no. Bueno, aquí tienes una lista de las diez razones más importantes para NO perderte el ir a la iglesia. Quizás te ayude a decir si vas o no.

10. Donas cubiertas de chocolate en la Escuela Bíblica (estoy bromeando)

9. Creando amistades que durarán toda la vida

8. Cantando alabanzas a Dios

7. Escuchando buenos sermones por el pastor

6. Recibiendo ánimo de otros y dando ánimo a otros

5. Estudio de la Biblia

4. Orando por otros

3. Creciendo en la fe

2. El no ir a la iglesia te haría más fácil el faltar la siguiente semana, pero entonces…

La razón número uno para no perderse le ir a la iglesia es…

1. ¡Podrías perderte algo especial que Dios ha hecho por ti!

¿Qué podría ser eso tan importante? Puede ser que la lección bíblica de hoy nos ayude a encontrar lo que es importante para nosotros.

Era el domingo después que Jesús había sido crucificado y sus discípulos se habían reunido en un salón con las puertas cerradas. Estaban juntos en ese salón cerrado porque tenían miedo. Tenían miedo por lo que los enemigos de Jesús les fueran a hacer. La Biblia nos dice que, aunque las puertas estaban cerradas, Jesús se apareció dentro del salón y estuvo con sus discípulos. Cuando los discípulos vieron a Jesús, se pusieron muy contentos.

Uno de los discípulos, cuyo nombre era Tomás, no estuvo allí con los otros en el salón cuando Jesús se les apareció. No sé porqué Tomás no estuvo allí. Quizás estuvo pescando o tal vez decidió quedarse en su casa en ese día. Cuando los otros discípulos vieron a Tomás, le dijeron que habían visto a Jesús, pero él no les creyó. “Mientras no vea yo la marca de los clavos en sus manos, y meta mi dedo en las marcas y mi mano en su costado, no lo creeré,” les dijo Tomás.

Una semana más tarde los discípulos estaban en la casa otra vez y Tomás estaba con ellos. La misma cosa ocurrió. A pesar de que las puertas estaban cerradas, Jesús vino y estuvo en medio de ellos. Se viró hacia Tomás y le dijo: ”Pon tu dedo aquí y mira mis manos. Acerca tu mano y métela en mi costado. Y no seas incrédulo, sino hombre de fe.”

Tomás no necesitó tocar las heridas donde los clavos habían estado, ni poner su manos en su costado. Cayó arrodillado ante Jesús y dijo: “¡Señor mío y Dios mío!”

Antes de que Jesús regresara al cielo a estar con su Padre le dijo a sus discípulos que cuando dos o tres estuvieran reunidos en su nombre, él estaría con ellos. Cada semana venimos a reunirnos en nombre de Jesús para adorarle y alabarle. Así que, ¿qué es lo realmente importante que perdemos cuando no venimos a la iglesia? Perdemos lo mismo que Tomás se perdió… ¡la oportunidad de estar con Jesús!

Querido Jesús, hemos venido a esta casa a reunirnos en tu nombre hoy porque deseamos estar contigo. Deseamos adorarte y alabar tu nombre. Amén.

Actividades grupales interactivas
Página para colorear
Crucigrama
Laberinto
PowerPoint Presentación
Sopa de letras
Boletín para niños (DOC) (PDF)

NOTA: Algunas actividades estan en el formato PDF el cual requiere Adobe Acrobat Reader.
Para bajar la última versión fuera de costo clic aquí.