Sólo cree

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá

 

Tema: Con Dios, todas las cosas son posibles - Propio 8 (13)
Objetos: Una frasco de medicina (aspirina, etc)
Escritura: “Sin hacer caso de la noticia, Jesús le dijo al jefe de la sinagoga: No tengas miedo; cree nada más” (Marcos 5:36 - NVI).

¿Qué harían tus padres si estuvieras enfermo? Si tuvieras dolor de barriga o de cabeza, puede ser que te den una medicina que compraron en la farmacia y esperarían un rato a ver si mejoras. ¿Pero, qué si no mejoras? ¿Qué si estás tan enfermo que tus padres piensan que puedes morir? ¿Qué harían ellos entonces? ¡Te llevarían al médico! Ellos harían todo lo posible para ayudarte para que te mejoraras.

La historia bíblica de hoy es acerca de un hombre llamado Jairo. Jairo tenía una hija que estaba muy enferma. De hecho, él estaba seguro que ella iba a morir y él hubiese hecho cualquier cosa para que ella sanara. Jairo era el jefe de la sinagoga y había oído de cómo Jesús había estado sanando muchas personas, así que cuando vio a Jesús, corrió hacia él. Se tiró a los pies de Jesús. “Mi hija está enferma y a punto de morir,” dijo. “Por favor, ven y pon tus manos sobre ella, sánala para que pueda vivir.”

¿Qué hizo Jesús? ¿Le dijo: “Dale a la niña dos aspirinas y si no se siente mejor por la mañana, llámame?” ¡Desde luego que no! Jesús enseguida se dirigió a la casa de Jairo para sanar a la muchacha.

Mientras caminaban por las calles del pueblo, algunos hombres vinieron a Jairo y le dijeron: “Tu hija ha muerto, no hay necesidad de molestar a Jesús ahora.” ¡Oh, no! Que malas noticias. Jairo había encontrado a Jesús y estaban camino a sanar a su hija y ahora ella estaba muerta. Jairo estaba muy atribulado (triste), pero Jesús no le prestó atención a lo que las personas decían. Se viró hacia Jairo y dijo: “No tengas miedo; cree nada más.”

Cuando llegaron al hogar de Jairo, encontraron muchas personas que estaban llorando. Jesús dijo: “¿Porqué lloran? La niña no está muerta, sólo duerme.” ¿Sabes lo que hizo la gente? ¡Se rieron de Jesús! ¿Puedes imaginar eso? ¡Se rieron de Jesús!

Jesús le pidió a las personas que se fueran y se llevó al padre y a la madre al cuarto donde se encontraba la niña. Tomó la mano de la niña y dijo: “Niña, levántate.” Inmediatamente la niña se levantó y comenzó a caminar por el cuarto. ¡Sus padres estaban sorprendidos!

¿Qué podemos aprender de la historia de Jairo? En esta historia vimos como Jairo amaba a su hija y deseaba hacer todo lo posible por ella. Más que eso es el amor verdadero de nuestro Padre Celestial. Dios ama a sus hijos y hará siempre lo que es mejor para ellos.

Otra cosa que aprendimos de esta historia es que con Dios, todas las cosas son posibles. La hija de Jairo había muerto. ¡La situación era desesperada! Pero Jesús dijo: “No tengas miedo; cree nada más.” Cuando te enfrentes a una situación que parezca no tener solución, recuerda las palabras de Jesús: “Sólo cree.”

Querido Padre, estamos agradecidos por el amor que tienes hacia tus hijos. Ayúdanos, a nosotros tus hijos, a recordar que todas las cosas son posibles si sólo creemos y confiamos en tí.  Amén.

Actividades grupales interactivas
Página para colorear
Crucigrama
Palabras secretas
Sopa de letras
Boletín para niños (MS Word)