Sermon

Un ángel se le aparece a José

Theme

Reconocemos que Jesús es el hijo de Dios.

Object

Una decoración navideña de ángeles como un adorno, un tope para el árbol o una tarjeta de Navidad

Scripture

Mateo 1:18-25

Sermon para niños: Un ángel se le aparece a José (Mateo 1:18-25)

¿No te encantan todas las hermosas decoraciones de la época navideña? Las cintas y lazos de colores, campanas, velas, estrellas y muchos, muchos ángeles.

(Muéstreles a los niños el ángel.)

¿Por qué crees que vemos tantos ángeles en Navidad? (Permita que los niños respondan).

Probablemente lo primero que pensamos cuando vemos adornos de ángeles en Navidad es que los ángeles se aparecieron para anunciar el nacimiento de Jesús a los pastores. Pero en Navidad, los ángeles son aún antes de que naciera Jesús. ¿Qué sabes de los ángeles? (Permita que los niños respondan).

Una de las cosas que sabemos de los ángeles es que tienen alas. Así que te contaré lo que sucedió y cada vez que me oigas decir la palabra "ángel", agitarás los brazos como si fueran alas. ¿Listos?

Nuestra lección bíblica de hoy nos habla de la visita de un ángel (pause para que los niños agiten los brazos). José y María estaban comprometidos para casarse. ¿Te imaginas los pensamientos que le vinieron a la cabeza a José cuando descubrió que María iba a tener un hijo y que aún no se habían casado? Probablemente se preguntó: «¿Ahora qué hago?». José era un buen hombre y no quería deshonrar a María públicamente, así que decidió que sería mejor romper el compromiso discretamente. Mientras lo pensaba, un ángel (pause para que los niños agiten los brazos) se le apareció por medio de un sueño.

"No tengas miedo de casarte con María", dijo el ángel (pause para que los niños agiten los brazos). "El niño que está dentro de ella ha sido concebido por el Espíritu Santo. Tendrá un hijo y le nombrarás Jesús, porque él salvará al pueblo de sus pecados".

Cuando el ángel (pause para que los niños agiten los brazos) del Señor habló y dejó claro el plan de Dios, José fue obediente. Él no necesitaba entender cómo iba a suceder todo. No tenía que preocuparse por lo que pensaran los demás. José confió en Dios y le obedeció.

A veces tú y yo podemos encontrarnos en una situación en la que no sabemos qué hacer. Como José, podemos preguntarnos: "¿Ahora qué hago?". Si escuchamos, Dios nos dirá qué hacer. Probablemente no nos hablará a través de un ángel (pause para que los niños agiten los brazos), ¡pero nos hablará a través de la Biblia! Depende de nosotros escuchar y obedecer.

Amado Dios, nos llena de alegría que nos enseñes todas las lecciones que aprendemos cuando reconocemos que Jesús es el hijo de Dios. Ayúdanos a leer Tu Palabra y a escuchar mientras nos das respuestas para las preguntas difíciles de la vida. Te lo pedimos en el nombre de Jesús. Amén.

Loading Related Sermons...